Esta información fue obtenida de la fundación S.O.S aves, escrita por la veterinaria Evelynn Martínez. Su difusión en este medio es con fin de facilitar la búsqueda de esta relevante información en la web. Respetamos el trabajo y dedicación de esta fundación y agradecemos su entrega a la avifauna.

Para ponerlos en contexto; en Colombia se viene desarrollando un proyecto de ley que prohíbe la crianza, comercialización y tenencia de aves de vuelo de ornato y canoras; incluyendo canarios, pericos y lorors. La fundación SOS aves se ha pronunciado al respecto y queremos compartir su punto de vista con ustedes.

Imagen: https://www.cronicadelquindio.com/

¿Qué recomiendan los profesionales?

La fundación recomienda que antes de estar de acuerdo y apoyar este tipo de proyectos o acciones es importante nos informemos sobre las posiciones y pronunciamientos de diversos profesionales que sepan del tema de avifauna doméstica y ornamental.

Estos proyectos populistas disfrazados de “acciones humanitarias” desde activistas o políticos que dicen ser “defensores de los animales” buscando atraer votos, sin tener conocimientos serios en estas problemáticas y sin tener en cuenta las opiniones de profesionales muchas veces actúan poniendo en serio riesgo la vida de muchos de estos animales que dicen defender.


Este tipo de proyectos, si se aprueban van a provocar DESASTRES AMBIENTALES y LA MUERTE DE MILES de aves que actualmente viven entre muchas familias en Colombia de forma legal. También van a agravar la actual y precaria situación económica y logística de las entidades ambientales de atención de fauna, provocando MUERTE de muchos de los animales silvestres que estas entidades a diario reciben para ingresarlos a programas de tratamiento veterinario y rehabilitación.


A continuación profesionales nos explican varios motivos por los cuales este tipo de aves que menciona el proyecto NO PUEDEN NI DEBEN ser liberadas en los ecosistemas colombianos y por qué este proyecto, no debería ser aprobado.

Son aves que NO tienen “un hábitat natural” en nuestro país:

Las aves “de ornato” y “canoras” que menciona el proyecto, que actualmente son de tenencia legal en el país y que hacen parte de muchas familias colombianas, son especies que fueron extraídas de sus hábitats naturales hace muchísimas décadas; algunas aves incluso fueron sacadas hace más de 150 años (Periquitos Australianos) y otras desde la Edad Media (Canarios).

Foto: https://colombia.inaturalist.org/

Se refieren aves de especies como agapornis, cacatúas ninfa, pericos australianos, diamantes mandarín, capuchinos tricolor, canarios domésticos, y otras especies más, especies de las cuales muchas de estas fueron extraídas desde continentes como Australia, Asia, África y Europa; lo anterior quiere decir que “el hábitat natural” de ellas NO SE ENCUENTRA en ningún ecosistema de nuestro país. Para “devolverlas” a su hábitat natural, deben contemplar primero facilidades para enviarlas a sus continentes de origen, lo cual actualmente NO está permitido de forma legal, NO lo permiten las autoridades sanitarias en Colombia y tampoco las leyes sanitarias de otros países lo permiten debido a las razones que más adelante se explicarán.

Son aves cuya especie, en muchos casos, NO existe en forma silvestre:


Estas especies, al ser criadas y encontrarse en proceso de domesticación (así como sucedió con los perros, gatos, conejos, vacas y demás especies domésticas) son especies que desde hace muchos años el humano ha venido realizándoles modificaciones genéticas, estas se han traducido en modificaciones comportamentales y físicas con el fin de diversificar sus especies y hacerlas cada vez más dóciles y adecuadas para la tenencia como mascotas o para competencias ornitológicas de canto y razas.
Lo anterior quiere decir que estas especies ya sufrieron modificaciones genéticas, conductuales y aveces físicas, en muchos casos de forma IRREVERSIBLE, modificaciones que en la gran mayoría de especies las hace actualmente muy diferentes de las especies originarias que viven en libertad en sus continentes de origen. En otras palabras, en estas especies ornamentales, las variaciones genéticas provocaron hace muchos años que YA SEAN una especie o subespecie que en la actualidad NO existe o NO se encuentra en forma silvestre en ningún ecosistema en el mundo.

En este texto explican de forma muy breve la historia de estas especies y algunas de las variedades de estas aves.

Son aves que NO podrían sobrevivir en libertad


Cuando nos referimos a que son aves con modificaciones comportamentales; nos referimos a que durante el proceso de domesticación al que fueron sometidas incluso algunas hace más de 100 años, mediante selección y diferentes condiciones de manejo lograron que en la actualidad estas aves sean aves acostumbradas a vivir en cautividad, son aves que NO sufren de estrés SI viven en un cautiverio que cumpla las condiciones ideales de bienestar para ellas.
Son aves que durante generaciones fueron acostumbradas a obtener comida fácil desde bebederos y comederos, fueron acostumbradas a alimentarse con comida comercial que el humano les provee; son aves cuyos instintos NO son los de un ave silvestre, ellas ya perdieron su capacidad de buscar comida natural si llegaran a estar libres en la naturaleza.


Esta situación la confirmamos cada vez que nos reportan casos en que han llegado a muchas casas y de forma inesperada canarios, periquitos, cacatúas y demás especies ornamentales que son liberadas de forma irresponsable o que escapan de sus hogares ante un descuido de sus tenedores; son aves que al estar en libertad y ver la imposibilidad de conseguir comida de forma fácil deben acudir a buscar comida y refugio a hogares humanos (lugares donde estuvieron acostumbradas a obtenerlos). En algunos casos las aves pasan tanto tiempo sin comer y beber agua que cuando son encontradas ya tienen un estado de salud bastante deteriorado y finalmente terminan muriendo.

Si quieres más información sobre los mitos sobre la liberación de aves puedes leer el siguiente post de facebook de la fundación.

Imagen: https://www.facebook.com/Aves.SOS.Bogota


Son aves que están más expuestas de sufrir de enfermedades de animales silvestres y pueden provocar enfermedad y muerte hacia aves nativas:


Por haber permanecido durante décadas en cautividad y bajo reproducciones controladas generación tras generación, son aves que NO han sido expuestas a enfermedades propias de las aves que viven en libertad; por esta razón son aves que terminarán enfermando de manera rápida si son expuestas a estas enfermedades y morirán rápidamente.
Así mismo son aves que muchas veces tienen o portan enfermedades propias de sus países (algunas sin tener signos clínicos) y que al ser liberadas en nuestros ecosistemas pueden transmitir estas enfermedades que pueden provocar la muerte de las poblaciones silvestres nativas. Son muertes que si se dan dentro de la naturaleza, NO van a ser detectadas o alertadas por las personas debido a que sucederán dentro de entornos naturales poco transitados. La Enfermedad del Pico y las Plumas de las Psitácidas (Virus BFD) es una enfermedad viral muchas veces mortal que es un ejemplo de las enfermedades que pueden ser transmitidas desde aves ornamentales hacia la avifauna silvestre y que podría ser mortal para muchas poblaciones de aves silvestres de nuestro país.

Debido a este gran riesgo de transmisión de graves enfermedades entre especies provenientes de diferentes continentes, por esta razón las autoridades sanitarias prohíben el desplazamiento de aves mascotas por los diferentes medios de transporte entre diferentes continentes, o en su defecto, permitirían el paso bajo estrictos exámenes clínicos veterinarios.

Son aves que son más susceptibles de morir por ataques de depredadores al estar en libertad:

Estas aves adicionalmente a morir por falta de alimentación, tienen posibilidades mucho menores de sobrevivir en libertad ya que al no tener instintos de reconocimiento de depredadores naturales van a ser mucho más susceptibles de ser depredadas tanto por aves rapaces como por animales domésticos como perros y gatos. Son aves que NO evolucionaron dentro de los ecosistemas del país, por lo que los colores exóticos en su plumaje y la falta de comportamiento natural defensivo, las vuelve mucho más llamativas y fáciles de atrapar por estos depredadores.

Son aves que al sobrevivir y reproducirse en libertad, generarán desplazamiento forzado y afectación de poblaciones de aves nativas


Muchas de las especies ornamentales a pesar de ser aves con pocos instintos silvestres, son aves que aún siguen siguen siendo bastante territoriales dependiendo de la especie. Son aves que aún estando en cautiverio forman parejas o familias y que pueden llegar a ser muy agresivas con otras aves que ingresen a su territorio. Son aves que si llegan a ser liberadas y llegan a establecerse con éxito en un ecosistema determinado, si llegaran a sobrevivir formando parejas y familias numerosas van a seguir exhibiendo estos instintos territoriales, y generarán un desplazamiento forzado de las especies nativas que habitan dicho entorno. Este comportamiento territorial es especialmente muy característico de aves psitácidas como los agapornis y cacatúas carolinas.

Además de generar esta competencia por territorio gracias a sus comportamientos agresivos, también competirán por las fuentes de alimentación natural con esta fauna nativa. Estas aves, en la gran mayoría de especies, si sobreviven en libertad empezarán a alimentarse de los mismos alimentos que obtienen las especies nativas, por lo que éstas últimas deberán desplazarse hasta nuevos lugares donde puedan obtenerlos.

Son aves que en la gran mayoría de casos, al ser liberadas terminarán buscando alimentación, protección y compañía en hogares humanos:

Estás especies ornamentales en han sido adaptadas por generaciones para vivir en compañía de los humanos e incluso dejarse manipular de las personas; ellas nos ven ya como parte natural de su entorno. Por lo anterior, una vez queden en libertad, van a terminar buscando ese hábitat al cual están acostumbradas, van a terminar buscando hogares donde habiten humanos para poder buscar refugio, alimentación y compañía.

Son aves que, en caso de ser entregadas a las entidades ambientales, terminarán muriendo y provocando la muerte de especies nativas que se encuentren en rehabilitación en estos lugares:

Este proyecto propone que una de las opciones para estas aves ornamentales es que sean entregadas a las entidades regionales de atención de fauna silvestre (en nuestro país las CAR – Corporaciones Autónomas Regionales). Estas entidades actualmente cuentan con recursos limitados para su funcionamiento, recursos que están destinados a la atención veterinaria, rehabilitación y liberaciones de especies silvestres; son procesos que NO se dan rápidamente, muchas veces son animales que requieren de varias semanas o meses para poder ser recuperadas, rehabilitadas y liberadas. Son entidades que reciben muchas clases de animales silvestres (reptiles, mamíferos, aves, incluso aveces anfibios) y que en la gran mayoría de casos NO tienen los recursos, personal, logística e instalaciones suficientes para alojar, tratar y rehabilitar a tantos animales al mismo tiempo.

Si llegara a aprobarse este proyecto, las entidades ambientales tendrían la obligación de recibir miles de estas aves, y que ante la imposibilidad de poderlas liberar (por el desastre ecosistémico que se provocaría), y ante la imposibilidad de reubicar cientos de aves durante meses y años en otros cautiverios, no tendrían más opción que realizarles sacrificios masivos o reubicaciones ante otras entidades que no darían abasto teniendo tantas aves de especies exóticas que no se pueden liberar y que tienen altas tasas de reproducción en cautividad.

Al agravar el estado de hacinamiento y escacés de recursos en estas entidades, ponen en riesgo la atención que estas entidades prestan a la fauna silvestre que a día tras día reciben en precarias condiciones de salud; provocarán que el número de muertes de animales que llegan a estos centros sea mucho mayor no teniendo recursos, personal suficientes ni espacio en sus instalaciones para atenderlos y mantenerlos.


“Las aves consideradas ornamentales son una gran herramienta contra el tráfico ilegal de especies silvestres y al prohibir la tenencia de aves ornamentales u exóticas que no pueden volver a sus países, incrementarán la problemática de tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre en el país

A pesar del esfuerzo que hacemos los profesionales de fauna y las entidades ambientales para tratar de mitigar y prevenir el tráfico ilegal de fauna silvestre, es una realidad el que aún muchas familias colombianas tienen como tradición el tener aves como parte de las familias. En estos casos las aves ornamentales de tenencia legal se convierten en una gran opción para estas familias, para que opten por tener estas aves domésticas que no tienen posibilidades de ser devueltas a sus países y poderles brindar un hogar teniéndolas de forma responsable como aves de compañía, y al tener esta opción NUNCA decidan optar por tener aves silvestres en sus casas y con ello NO promover el tráfico ni captura de aves silvestres.

Por las razones anteriormente expuestas, en el tema de tenencia de avifauna dentro de las casas estas aves de actual tenencia legal se convierten en una de las herramientas fundamentales contra el tráfico ilegal de fauna silvestre. Al llevarse a cabo una prohibición de venta, compra o tenencia de estas aves consideradas domésticas u ornamentales, estas personas cuya tradición es tener aves como parte de los hogares se verán inducidas a obtener las aves ya sea desde capturas o desde el tráfico ilegal (las aves silvestres serían las de más fácil obtención ya que habitan de forma natural en el país), lucrando aún más a quienes llevan a cabo estos negocios ilícitos que afectan tanto los ecosistemas en Colombia y otros lugares del mundo.

SOLUCIÓN A UNA PROBLEMÁTICA DE SIEMPRE


Aunque este tipo de aves hacen parte de muchas familias humanas hace muchas décadas, gracias a muchos movimientos ambientalistas, animalistas, veterinarios y de conciencia ambiental, etc., a medida que pasan los años la humanidad ha entrado en el campo de reconocer a los animales como seres que sienten y que deben tener derechos así como los humanos. Y aunque lo ideal sí sería que en un futuro ningún ave fuera sacada de su hábitat, la solución de “liberar del cautiverio” a las aves de especies exóticas que actualmente habitan con los humanos, NO es una solución que garantizará el bienestar y la salud de estas aves, al contrario las expondrá a condiciones inhumanas, de sufrimiento y maltrato mucho mayores.

Este polémico proyecto es presentado por el abogado, político y actual integrante del partido Centro Democrático, Ricardo Ferro Lozano, el cual para la elaboración o radicación del mismo no menciona ningún tipo de acompañamiento o aprobación de ningún profesional con conocimientos sobre avifauna silvestre ni ornamental. Este abogado y político, con su proyecto en la forma que está planteado actualmente refleja el total desconocimiento hacia la problemática en cuanto a la avifauna que habita en nuestro país.

Imagen: https://www.carrefour.es/tener-un-ave-como-mascota-/a240009/a

La avifauna doméstica y de tenencia legal evidentemente requiere con urgencia de una legislación que vele por la protección de su vida y bienestar; esta protección debe realizarse contra las actuales actividades que algunas personas han venido realizando y que afecta gravemente la avifauna colombiana, actividades como lo son:

  1. Lucrarse con la captura y comercialización de aves silvestres (las especies que más sufren al estar en cautiverio).
  2. Utilizar especies domésticas en campeonatos y negocios donde promueven comportamientos agresivos y mortales entre ellos; un ejemplo de esto son las actuales peleas de gallos.
  3. Tenencia irresponsable de aves de compañía; Manejos totalmente inadecuados que resultan en enfermedades y muerte de muchas aves domésticas y ornamentales, producto del desconocimiento sobre tenencia responsable de las mismas desde propietarios o criadores de aves ornamentales.

Lo anterior lo mencionamos para hacer una invitación a que se trabaje en la creación de una legislación que fortalezca o trabaje en las problemáticas que más aquejan la avifauna que habita el país, que según nuestra experiencia y opinión profesional se concentran en:

  1. Tráfico ilegal de especies silvestres. Importación irregular de especies exóticas.
  2. Mayores recursos para las entidades de atención y rehabilitación de fauna silvestre, para los entes de control de tráfico ilegal de fauna y entidades que luchen por la conservación de ecosistemas.
  3. Creación de entidades o proyectos de monitoreo y control de población de avifauna exótica introducida en ecosistemas del país.
  4. Educación y jornadas de concientización sobre tenencia responsable de aves de compañía y mayor control de criaderos y comercialización de especies domésticas.
  5. Educación y jornadas de concientización sobre sobre prevención de comercialización y tenencia ilegal de especies silvestres.

Por medio de esta publicación se busca hacer un llamado a que los ciudadanos y activistas siempre consideren la opinión de profesionales en temas conservación y rehabilitación de avifauna, para que este tipo de proyectos siempre aseguren la salud y bienestar tanto de los animales domésticos como de los ecosistemas que les rodean.

Categorías: General

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *